Te interesa...

Qué es Christ Energy Healing - Sanación Crística

Entrevista a Carlos Calvo, Maestro Fundador del sistema Christ Energy Healing - Sanación Crística Carlos, tú has fundado el s...

5 ago. 2017

Reiki, compatible con Christ Energy Healing

Reiki, compatible con Christ Energy Healing


© Copyright Carlos Calvo - Fundador de Christ Energy Healing, Sanación Fotónica, Sanación con Luz y Sanación con Energía Primordial - Todos los derechos reservados sobre los textos. Para publicar este artículo es necesario contar con la autorización expresa del autor. You need permission from the original author to reprint/publish this article. 

La Energía Vital Universal, más conocida por su nombre japonés Reiki, es la Ley/Energía encargada de sostener y armonizar la vida biológica de nuestro Universo.

Del mismo modo que cualquier manifestación que alcance el plano de la realidad,  Reiki hubo de estar potencialmente preexistente en la Fuente Creadora de nuestro Universo, origen de todo; sin embargo, su acción no se manifestó cuando se desplegaron las tres energías primigenias del mismo (Divina Presencia, Espíritu Santo y Cristo Cósmico) en el instante mismo de la Creación, sino más tarde y como efecto de la acción combinada de la Tríada original: justamente, al aparecer los primeros indicios de vida biológica en el Universo.

Al tratarse de la Ley/Energía que protege la vida biológica, es preferible aplicar Reiki cerca del cuerpo físico y de su doble, el cuerpo etérico; por esta razón se aconseja tocar ligeramente al receptor o, al menos, mantener las manos cercanas a su cuerpo.

El efecto más inmediato de Reiki es revitalizar el organismo y potenciar su sistema inmunitario, constituyendo un excelente sistema de sanación natural que puede aplicarse complementariamente a otros, sean éstos alopáticos, homeopáticos u holísticos. Además, también afecta y por este orden a los cuerpos energéticos más cercanos por su vibración al físico: en primer lugar, al emocional y, de un modo menos potente, al mental. Por eso, Reiki es bastante efectivo para armonizar las emociones, pero algo menos a la hora de modificar ideas y pensamientos. En cambio, la influencia de Reiki queda muy limitada respecto al desarrollo del cuerpo espiritual, salvo que nos apliquemos esa energía durante un proceso de meditación (meditación Reiki).

Por su parte, la Energía Crística es una de las tres energías primigenias que conforman la Fuente Creadora de nuestro Universo, de tal manera que su frecuencia vibratoria es muy superior a la de Reiki. De hecho, la Energía Crística afecta en primer lugar al cuerpo espiritual y solo después en cascada a los cuerpos mental, emocional y etérico/físico.

Así pues, la Energía Crística es un excelente sistema para despertar la elevación espiritual hacia la Ascensión, junto con la transmutación de nuestros esquemas mentales hacia otros más armónicos. Esta transformación paulatina nos irá acercando al equilibrio emocional y a la salud física, aunque hayamos de contar con los altibajos de nuestra conciencia, responsabilidad y entrega, junto con los condicionantes kármicos que puedan afectarnos en cada caso.

Al tratarse de una de las energías primordiales de nuestro Universo, es preferible canalizarla sin contacto con el cuerpo físico ni con su doble, el cuerpo etérico; por esta razón se aplica mediante pases sin contacto, manteniendo las manos a cierta distancia del receptor. Bien es cierto que, al ser de altísima vibración, la Energía Crística tiene la capacidad potencial de sanar no solo los cuerpos superiores, sino también el físico y los más cercanos al mismo.  

Digamos que si nos tratamos habitualmente con Energía Crística, nuestra vida serán más completa, sana y armónica que si renunciamos a su efecto trascendente sobre nosotros; ahora bien, no deberíamos olvidar que es bastante probable que nuestro camino continue sembrado de retos y de circunstancias complejas hasta que alcancemos un nivel superior de conciencia.

En consonancia con lo expuesto más arriba, es aconsejable que quienes practiquen ambos sistemas  se apliquen de manera habitual, en primer lugar, un  tratamiento Reiki para potenciar la vitalidad de su cuerpo y favorecer el equilibrio de las emociones. Y, una vez hecho esto, sería muy conveniente que procediesen a aplicarse otro tratamiento completo con Energía Crística; en principio, para favorecer su desarrollo espiritual y alcanzar la Compasión, la Sabiduría y el Poder (es decir, la acción a un tiempo sabia y compasiva), aunque sin olvidar en ningún momento la capacidad intrínseca de dicha energía autoconsciente y dotada de pleno Poder para alcanzar hasta el último rincón de nuestra existencia que precise de su efecto.

Así pues, probablemente, de todos los sistemas energéticos que tenemos a nuestro alcance el más compatible con Christ Energy Healing sea Reiki; también lo es Sanación con Energía Primordial, que es un sistema emanado de Christ Energy Healing.